DE TU ARTE A MI ARTE

lunes, noviembre 13, 2006

Exquisitas viandas

Bien recuerdo aquellas horas que pase en aquel pueblito llamado San Miguel Tecuanipan, desde donde visualmente se tenia a tiro de piedra el crater del Popocatepetl.Pero la recuerdo sobre todo por los olores de los manjares que tuve el privilegio de comer en aquellas tierras, inolvidablemente deliciosas.

Un sabado de diciembre con luna llena y un frio entumecedor.Hilario, anfitrion y nativo de aquel pueblo nos llevo a un terreno de sus abuelos, el cual estaba rodeado de maizales.

Para abrir boca cenamos elotes asados recien cortados, los cuales aventamos con todo y hojas a la fogata que habiamos encendido; el tronar de los maizes en el fuego, el voltearlos, el olor del las hojas quemadas y el singular olor del elote asado hacian irresistibles las ganas de comerse uno con sal, limon y chile en polvo( del que pica en serio)...!que delicias!.Y eso nomas era el aperitivo.No es recomendable cenar con el estomago vacio.

Despues con la ayuda de unas piedras colocamos la tapa de un tambo que muchas veces a hecho la magica labor de comal y asamos cecina.Hilario saco de un morral un molcajete, lo enjuago con un poco de agua y moliendo unos jitomates, cebolla, unos chiles verdes, ajo y no se que mas, nos hizo una salsa riquisima.Despues envolvio unas cebollas con papel aluminio y las puso sobre el fuego, quedaron de rechupete.Calentamos la tortillas sobre la grasita de la cecina y a taquear se ha dicho.

La velada fue magnifica, los amigos, el tequila, la guitarra, los chistes, las anecdotas mutuas, la luna y la inevitable borrachera.

Para nosotros amanecio como a las 11 de la mañana.Nos esperaba por cumplir con una invitacion a desayunar en la casa de los abuelos de Hilario.Con la cruda y caminata a pleno sol, llegamos con una sed terrible.Nos ofrecieron dos cantaros de agua recien traida aquella misma mañana de un nacimiento de agua que esta al pie de un imponente ahuehuete a un par de kilometros rio adentro.Aunque un tio de Hilario nos ofrecio en plan de broma un cantaro de agua de lluvia de algunos dias atras, !que muy buena para la cruda!, nada de eso, pero la frescura y el sabor de aquella agua nos levanto el alma del suelo.

Para desayunar nos invitaron a pasar a un cuarto echo de adobes de barro con techo de palma, nos encontramos con que ahi era el comedor y la cocina; una señora sentada junto a un fogon donde ya habia echado tortillas de maiz azul nos dios la bienvenida, los buenos dias y nos invito a tomar lugar en la mesa.Nos sentamos y nos sirvieron atolito de masa bien caliente, al momento entro una niña con una bolsa llena de panes "colorados", "locos" y tortas de horno de piso.

Mientras nos comiamos el pan y el atole, la señora habia puesto sobre el fuego un sarten al cual le puso manteca de puerco, despues pico unos chilitos verdes y cebolla, lo echo al sarten y despues varios huevos de huajolote; que maravilla de huevos revueltos acompañados con frijolitos de olla y agua bien fresca de rio.Abusando un poco de la hospitalidad y sin ningun tipo escrupulo casi nos tragamos todo.Nos atendieron como compadres, verdad sea buena.

Tomamos algunas horas para bajar la comida, caminar un poco por el pueblo y emprender el regreso a la cuidad.Alejados de aquellos singulares e inovidables.....olores y sabores.

Posted by Don Mike :: 10:13 p. m. :: 4 Comments:

Post /LEER LOS FINISIMOS COMENTARIOS..!AHHH SIMON!

---------------oOo---------------